cantante

Alimentación equilibrada y cuidados especiales para una voz saludable

La alimentación equilibrada y los cuidados son esenciales para una voz saludable. La voz es el tesoro más preciado que tienen los cantantes profesionales. El don y el privilegio de contar con esa extraordinaria cualidad natural de poder entonar melodías, ritmos y canciones, imposible para otros muchos, hacen que su profesión sea digna de admirar. Fruto de su esfuerzo, entrenamiento y tesón artístico, disfrutamos de momentos excepcionales, nos sorprende su capacidad de transmitir sentimientos, nos hacen amar la música y sentir la parte mágica de la vida, transportarnos más allá, a ese lugar reservado para el alma.

Pero esta “herramienta de trabajo” es de una sensibilidad especial. Cuidar su garganta conlleva tener en cuenta que deben ensayar con métodos contrastados, preparadores cualificados y, además, mimar al máximo su estado de salud.

Una voz potente, sana y en su máximo potencial es fruto de ese entrenamiento y de una combinación de factores en los que también influyen la dieta equilibrada, el equilibrio interno, así como un entorno de apoyo y confianza.

Seguir unas pautas naturales para cuidar la garganta y evitar que esté seca débil o se enferme con frecuencia puede aminorar, y mucho, las toses, aparición de flemas, sequedad o molestias al ingerir sólidos.

Una serie de consejos con los que podrás prevenir o mantener tu garganta muy saludable.

  1. Garganta con suficiente humedad: cuando tengas algún problema en tu garganta se recomienda tomar al menos dos litros de agua pura al día, el agua pura (no se valen refrescos ni otras bebidas). Se trata de un factor indispensable para mantener húmedas las cuerdas vocales que ayuda a que la garganta se caliente y se ponga seca. Esto lo debes hacer sobre todo en época de calor o como hábito preventivo de muchas afecciones de garganta.

 

  1. Evita medicarte: no recurras siempre a los medicamentos de farmacia, abusar de los medicamentos o tomarlos con facilidad sólo provocará que tus defensas se vuelvan débiles pues el medicamento hará el trabajo que debería hacer el sistema inmune para auto curar el cuerpo, lo cual te hará dependiente y necesitaras probablemente dosis más fuertes cada vez. Recuerda que un dolor, infección o enfermedad sólo avisa de que algo esta desequilibrado en tu cuerpo, no son “malas” las enfermedades, sólo avisan que tu cuerpo ha roto con cierta armonía para que tenga salud. No quieras deshacerte del dolor rápido, mejor se un poco paciente y pon atención para restablecer la armonía del cuerpo y evitar que vuelva a recaer o enfermar. Y nada mejor que la medicina natural, la cual aumentara tus defensas y te ayudara a equilibrar todos los aspectos de una afección.
  1. Dieta sana y equilbrada: si con frecuencia padeces de la garganta, es que tus defensas están bajas o no estás absorbiendo bien los nutrientes. Es necesario que evites en tu dieta los productos refinados como las harinas (panadería blanca), azúcares y los productos que la incluyen, así como la leche de vaca y derivados. Estos productos son causantes de muchas toxinas y flemas, y predisponen al cuerpo a padecer todo tipo de infecciones. El azúcar blanca (y su larga lista de derivados) crea ambientes en el organismo que lo hacen apto para incubar gérmenes y bacterias de todo tipo, muchas de las cuales entran por la garganta. La leche de vaca, además de ser de muy difícil digestión, crea cantidad de flemas en el cuerpo, además de que genera fiebre interna, la cual crea cantidad de toxinas en el cuerpo (toxemia). Todo esto tu garganta lo resentirá con facilidad.
  1. Alimentos y trucos caseros para mantener una garganta saludable: hay muchos alimentos naturales que puedes consumir para que tu garganta siempre esté muy sana. El ajo es uno de los mejores remedios, es un antibiótico natural por excelencia, además de combatir infecciones previene contagios y ayuda a desinflamar la garganta inflamada y a que sane rápidamente. La cebolla tiene propiedades muy similares al ajo, por eso muchos remedios para la garganta contienen ajo y cebolla. El limón, todos los cítricos, el brécol, los rábanos, los arándanos, la piña, las bayas y todos los alimentos ricos en vitamina C y A son los más recomendados para aumentar defensas, desinflamar garganta. La papaya es un excelente desinflamante natural.
  1. No te quites las anginas: mucha gente piensa que un remedio para no enfermarse de la garganta es extirpar sus anginas, pero nada más erróneo que esto, la naturaleza puso a las anginas con la función de evitar que los gérmenes y bacterias accedieran al cuerpo, son un escudo muy útil, así que, en lugar de cortar el cuerpo, hay que darle lo que necesita para que este muy saludable.
  1. Gárgaras para sanar garganta: si tienes garganta seca, inflamada, infectada o te duele o arde, nada mejor que hacer gárgaras con ajo, cebolla, equinácea o propoleo. Para hacer gárgaras con ajo tienes que machacar tres ajos crudos y frescos y luego licuarlos con media taza de agua pura. Has gárgaras con esta mezcla en la noche o en el día. También puedes hacer esto con unos trocitos de cebolla (la cebolla morada es estupenda) o con agua con el jugo de dos limones y miel de abeja o propoleo.
  1. Del botiquín de las abejitas: el botiquín de las abejitas no podía faltar para curar la garganta, debido a sus potentes propiedades anti-bacteriales y anti-fungicidas (contra hongos). El propoleo es una maravilla para todos los problemas de garganta, combatirá infecciones, desinflamara y ayudara contra la resequedad. Masticar trocitos de cera de abeja es un buen remedio contra la tos.
  1. Evita forzar tu garganta, si tienes que hablar mucho ten a un lado siempre una botellita con agua natural para mantener humedecida tu garganta. Evita gritar o hablar acaloradamente.
  1. Olvidar el tabaco y los ambientes contaminados por humo de cigarro o smog, si tu garganta esta débil debes no forzar tu respiración y evitar hablar.
  1. Descansar muy bien: Tu cuerpo está avisando que las defensas están bajas y necesitas reposo. Bebe infusiones de equinácea, limón, naranja con miel de abeja antes de dormir, y si tienes flemas, toma eucalipto que es un excelente expectorante.
  1. Intenta no frenar o controlar las cosas que quieres decir o expresar, los problemas en la garganta también tiene que ve con la armonía que hay en nuestros sentimiento y emociones. Al ser un conducto de expresión, se debilitara si nuestra comunicación no está armónica y equilibrada o no fluye y se queda estancada, trabada o ahogada en esta zona. Dicha energía bloqueada más tarde puede convertirse ya sea en tos seca, ardor o afonía.
dieta rica en verduras

Dieta rica en verduras y frutas desde jóvenes: Hacia una vejez saludable

Para tener una vejez saludable cada vez queda más patente que una dieta rica en verduras y fruta es un factor clave. Tal como recoge la revista “Circulation”, un recientes estudio realizado por el equipo de investigación del Instituto del Corazón de Minneapolis de Estados Unidos revela que nuestras condiciones para la vejez se asocian a una buena dieta saludable. Si comenzamos a comer frutas y verduras de forma regular desde nuestra juventud, podremos reducir el resigo de aterosclerosis a 20 años. Éstas son sólo algunas de las conclusiones del estudio, que se comenzó en el año 1985, y que ha realizado un seguimiento de más de2.500 personas durante todo este periodo .

Los investigadores han contrastado que las personas que siguieron una dieta rica en verduras y frutas y tenían una menor calcificación en su placa coronaria (una medida de enfermedad cardiovascular que mide la obstrucción de los vasos sanguíneos y que determina el grado de aterosclerosis) 20 años después.

La investigación ha revisado los datos de 2.506 participantes del Estudio sobre el Riesgo Coronario en Adultos Jóvenes (CARDIA), que comenzó en 1985, que se dividieron en tres grupos, en función de su consumo diario de frutas y verduras. Las mujeres que más fruta comieron tomaron una media de casi nueve porciones de frutas y verduras y los varones más de siete porciones diarias. En el grupo de menos consumo solo consumían 3,3 porciones 2,6 porciones diarias respectivamente. Todas las raciones estaban basados en una dieta de 2.000 calorías al día.

Los resultados mostraron que las personas que comían más frutas y verduras en el comienzo del estudio tenían un 26% menos probabilidades de desarrollar placa calcificada 20 años más tarde, en comparación con los que comían la menor cantidad de frutas y verduras.