manzana y frutas saludables

Quiérete, muévete, come bien y olvídate de los malos humos

Quiérete, cuida tu alimentación y tu equilibrio emocional. En el contexto del Día Mundial Contra el Cáncer. Una fecha señalada ante la que podemos aprovechar para reflexionar sobre nuestro estilo de vida y poner un granito de arena por cuidarnos en nuestro día a día. Se trata de aumentar la parte de prevención. Gesto sencillos que, aunque muy conocidos, merece la pena recordar. Ganar en calidad de vida y mostrarnos activos es siempre positivo.

  1. Olvida el tabaco y los malos humos:

Uno de las decisiones más acertadas que se pueden tomar es abandonar hábitos como el de fumar. No sólo se gana en salud, sino que acaban también los malos humos a nuestro alrededor. Cualquier momento es bueno para dejarlo. Hay numerosos profesionales que prestan ayuda para ello y todos tenemos una voluntad más firme de lo que se piensa en un principio.

  1. Consumo moderado de alcohol:

 Reducir todo lo que sea posible en consumo de alcohol también es aconsejable. La moderación, como todo en la vida, es parte del término medio donde se encuentra el equilibrio.

  1. Haz ejercicio:

 Muchas horas de ordenador, el frío que nos lleva a estar en el sofá más horas de las debidas…Animarse a caminar media hora todos los días, apuntarnos a una actividad que siempre nos haya llamado la atención, etc. Incorporar el ejercicio, acorde a nuestro estado físico, siempre repercute de forma positiva en sentirnos mejor, en encontrarnos bien. Otro paso clave, no lo olvides.

  1. Dieta equilibrada: Un hábito mantenido en el tiempo

 Hay que comer bien, equilibrado, apostando por los productos naturales, la dieta mediterránea. Olvidar los procesos industriales, los azucares añadidos y el exceso de sal. Es apostar por un estilo de vida en el que predominen la buena alimentación. Ponerse en manos de expertos nutricionales puede ser también una opción para conocer cómo organizar nuestra dieta y conseguir objetivos si nos hace falta bajar de peso de forma saludable. Un apoyo y un seguimiento siempre nos vendrá bien para obtener unas pautas correctas.

“Quiérete, cuida tu alimentación y tu equilibrio emocional”

tomar té-beneficioso para la salud

5 razones para tomar té verde: Un aliado para la salud

El té es una bebida con múltiples beneficios. Un aliado activar el metabolismo y mejorar la salud. Entre sus grandes ventajas, ayuda a activar el metabolismo, con lo que colabora a la hora de combatir la obesidad; también reduce el

 

1. Activa el metabolismo y ayuda contra la obesidad:

El té verde aporta energía. Algunas investigaciones han conseguido demostrar que contribuye a aumentar la resistencia física, mejorando la oxidación de grasas y activa el metabolismo. El efecto de esta bebida también sirve para combatir la obesidad provocada por las malas dietas y el síndrome metabólico (o de resistencia a la insulina). Tras un ensayo de 16 semanas, se comprobó que disminuye la glucemia en ayunas y su nivel de insulina plasmática y baja la resistencia a la insulina

2. Estrés fuera:

El té, a largo plazo, reduce la conocida hormona del estrés. Más concretamente, el té verde posee L-teanina. Es un aminoácido que puede contribuir a disminuir algunos efectos negativos de la cafeína-

  “tomar té verde: Un aliado para la salud”

3. Ayuda también en nuestra salud dental:

Los dientes también pueden beneficiarse del té hecho con brotes y que proviene de hojas jóvenes. Estas contiene buenas dosis de flúor para la salud dental

4. Antioxidante que ayudan en la prevención:

El Instituto Nacional del Cáncer (INC) ha incorporado una pestaña en su web que nos habla sobre el té. En esta pestaña informan de todos los datos recopilados hasta la fecha. Por ejemplo, que es antioxidante, debido a los polifenoles, unas sustancias químicas de las plantas. La poseen las catequinas y que están más presentes en el té verde que en el negro, incluso más en el té preparado que en las bolsitas. En este sentido, indcian que “Tienen una considerable actividad captadora de radicales “. Añaden que “pueden proteger a las células de sufrir daños en el ADN causados por las especies reactivas al oxígeno”. Todo ello se ha demostrado en estudios de laboratorio.

El té es más antioxidante que el café molido. Uno de ellos, el verde, además, contribuye a bajar la presión sanguínea.

Además, esta bebida ayudan en procesos tumorales. Desde el INC indican que”inhiben el grado de invasión de las células del tumor”. Esto significa que pueden ralentizar y hacer menos agresiva la enfermedad. La mayor concentración de estas sustancias está cuando tomamos el té caliente.

Aunque muchos científicos insisten en que aún se debe seguir estudiando cuáles son las mejores preparaciones y sus beneficios. Si bien, ya hay varios estudios sobre los distintos tipos de té que demostran cualidades de la infusión para prevenir los cánceres de esófago, colon, pecho, ovario, próstata y pulmón. Uno de ellos es el informe del Columbia University’s Medical Center, del que se hace eco la revista ‘Prevention’. En este informe se indica que las mujeres con cáncer de mama que consumen té podrían mejorar su respuesta a la enfermedad. Aunque se trata de unos resultados sobre una pequeña muestra (40 mujeres), sí que se ha registrado, a los dos meses de tratamiento, los positivos efectos de tomar extracto de té diariamente. El té pareció afectar a su nivel de crecimiento de hepatocitos, asociados con la regulación del crecimiento de las células.

Asimismo, los flavonoides del té verde, negro y blanco disminuyen el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y mejoran el funcionamiento cardiovascular

5. Alergias

La ciencia analiza en estos momentos otros efectos de esta bebida, como es la disminución de las alergias. En esta línea se engloba la investigación de expertos japoneses. Este ensayo encontró una relación entre una mayor inmunidad contra alérgenos en el pelo de gatos y perros, polvo y polen y la catequina EGCG, abundante en el té verde.

Otro reciente estudio canadiense, del “Calgary’s Hotchkiss Brain Institute”, especializado en neurociencia) apunta a que el antioxidante que se encuentra en el té verde y el chocolate, epicatequina, mejora la memoria.

propositos saludables-nuevo-año

2017: 12 propósitos saludables, equilibrados y realistas

 

Año 2017. Una ventana hacia 12 propósitos saludables, equilibrados y, sobre todo, realistas.

 

Estrenamos año. Un buen momento para reflexionar, hacernos buenos planteamientos, pero sin ser demasiados exigentes con nuestras metas. Está bien pararse a reflexionar, encontrar un hueco que nos haga pensar qué nos gustaría cambiar en nuestra vida. Pero todo ello, siempre con cabeza, con el objetivo final de encontrarnos mejor física y emocionalmente.

 

Por tanto, los propósitos de cambio siempre son buenos, pero desde el punto de vista positivo y siendo realistas para así evitar sinsabores posteriores. La idea es siempre apostar por un balance en nuestras vidas que nos haga sentirnos mejor con nosotros mismos. Y ello implica un cúmulo de aspectos, desde un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada, hasta unos hábitos emocionales que nos aporten también estabilidad. Eso es, menos estrés, más descanso, tranquilidad y tomarnos las cosas con calma. Sosiego, comida de temporada, ejercicio moderado y descanso son buenos ingredientes.

 

 

  1. Equilibrio emocional:

 

Trabajar por nuestro bienestar interior siempre repercutirá de forma positiva en nuestra forma de afrontar el día a día. Podemos incluir actividades que nos hagan encontrar esa paz, esos pequeños gestos que nos hacen sentir mejor. Puede ser un hobby, caminar, jugar a tenis, escuchar música, hacer maquetas, meditar, etc.

 

  1. Alimentación saludable:

 

Llevar un estilo de vida saludable también se traducirá en encontrarnos mejor. Gestos tan sencillos como olvidarnos de productos industriales, grasas saturadas y comida prefabricada como norma en nuestro día a día es un buen ejemplo. Menos fritos

 

  1. Productos de temporada y de nuestra tierra:
  1. Ejercicio acorde a nuestro estado físico:
  2. Aprendizaje:
  3. Organización:
  4. Descanso:
  5. Nuevas recetas:
  6. Asesoramiento nutricional:
  7. Actitud: Buscar el lado positivo de las cosas.
  8. Frutos secos y legumbres: Recuperar costumbres.
  9. Respeto a nuestro entorno