Intoleracia-alimentos-2

¿Qué es una alergia alimentaria? ¿Cómo afecta a la salud?

En primer lugar, en la consulta de un médico nutricionista se explica en qué consisten las reacciones adversas a los alimentos, cuáles puede ser su origen y por qué se producen las  alergias e intolerancias alimentarias. En la actualidad, se estima que una de cada tres personas creen que son “alérgicas” a algunos alimentos, la prevalencia real de la alergia alimentaria es de un 2% en la población adulta. En la etapa infantil, la incidencia es superior al 3-7%, aunque en la mayoría de los casos se superan las alergias alimentarias antes de comenzar a ir al colegio.

Se define como alergia alimentaria a una forma específica de intolerancia a un alimento o a alguno de  de sus componentes, que activa el sistema inmunológico. Un alérgeno (proteína del alimento causante, que en la mayoría de la gente no produce reacciones adversas) provoca una serie de reacciones en cadena en el sistema inmunológico, entre ellas la producción de anticuerpos. Dichos anticuerpos provocan la segregación de sustancias químicas, como la histamina, que produce varios síntomas, como picor, moqueo, tos o trastornos respiratorios. Frecuentemente, las alergias a los alimentos o a sus componentes se heredan, y normalmente se identifican en los primeros años de vida.

Intolerancia alimentaria y metabolismo

Por otra parte, la intolerancia alimentaria afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico del cuerpo. Por ejemplo es la intolerancia a la lactosa, que se da en ciertas personas por la carencia de una enzima digestiva llamada lactasa, que descompone el azúcar de la leche. En estos casos, nuestro cuerpo no puede digerir correctamente un alimento o uno de sus componentes. Entre los casos más conocidos se encuentran los siguientes:

Intolerancia a la lactosa

Intolerancia al gluten

Aditivos alimentarios y reacciones adversas

La intolerancia alimentaria puede tener síntomas similares a los de una alergia (entre ellos náuseas, diarrea y dolor abdominal), sin embargo el sistema inmunológico no interviene en las reacciones que se producen de la misma manera. La intolerancia alimentaria se da cuando el cuerpo no puede digerir correctamente un alimento o uno de sus componentes. Mientras que las personas que tienen realmente alergias alimentarias necesitan generalmente eliminar el alimento causante de su dieta, las personas que sufren una intolerancia pueden consumir pequeñas cantidades del alimento o del componente alimenticio, sin que se den síntomas, excepto en el caso de personas que sean sensibles al gluten o al sulfito.

 

Publicado en alergia alimentaria y etiquetado , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *