bebidas azucaradas

Bebidas azucaradas: el eterno dilema de los refrescos

El agua debe ser siempre nuestra primera opción para hidratarnos, especialmente en estas fechas de tanto calor. Los anuncios no paran de bombardearnos con bebidas azucaradas como alternativa de ocio y casi como un hábito más que asimilado, pero no es así. En todo lo relacionado con nuestra ingesta, la prudencia y la moderación son los mejores consejeros. Más con el azúcar “adicional” que tomaríamos a diario, casi sin darnos cuenta ,con este tipo de consumo.

La forma más aconsejada para refrescarnos, el agua. Aun así, en época de vacaciones puede que salgamos más de lo normal a picotear o cenar fuera. Como siempre, optar por lo más saludable es lo recomendado y deseable para nuestra correcta alimentación, aunque en ocasiones se pueda hacer una excepción por fechas señaladas. Los hábitos saludables y una dieta equilibrada, acorde a nuestras necesidades, es lo que debe predominar en general.

«Bebidas azucaradas: el eterno dilema del consumo de refrescos»

Saco a relucir el tema de las bebidas azucaradas, ya sean refrescos o zumos envasados, ante una reciente investigación española que ha publicado el «Journal of Nutrition. Este estudio se ha llevado a cabo por un nutrido grupo de reconocidos expertos como son Cíntia Ferreira-Pêgo, bajo el liderazgo de los doctores Nancy Babio y Jordi Salas-Salvadó, director de la Unidad de Nutrición Humana de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad Rovira i Virgili y del Instituto de Investigación Sanitaria Pere i Virgili, e investigador principal de la red CIBEROBN del Instituto de Salud Carlos III.

Esta investigación forma parte del estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea). Sin alarmismos ni reflexiones tajantes, ya que en la mayoría de los casos nuestro estado de salud es bueno, sí que es buen momento para pensar no tanto sobre si las tomamos o no, más ahora en vacaciones, sino el incremento de su presencia en nuestra vida diaria. El abuso que podemos estar haciendo de ese azúcar oculto, tan traicionero para el peso idóneo y con sus posible daños colaterales.

En este estudio se indica que existe una relación entre ingesta de cuatro tipos de bebidas (azucaradas, light, zumos naturales y envasados) con un aumento de las posibilidades de desarrollar síndrome metabólico en población mayor con alto riesgo cardiovascular.

¿Qué es el síndrome metabólico? Puede decirse que engloba un conjunto de factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión arterial, obesidad abdominal, niveles elevados de triglicéridos y glucosa y bajos de colesterol bueno.

Esta investigación se realizó en 1.868 personas con una edad comprendida entre los 55 y los 80 años, sin síndrome metabólico al inicio del estudio, pero sí con un alto riesgo cardiovascular. Los resultados indicaron que al consumir más de cinco vasos semanales de bebidas azucaradas y edulcoradas se elevaba, su riesgo en un 43% y un 74% respectivamente en comparación con los que toman menos de un vaso en el mismo periodo de tiempo. Además, este patrón de consumo aumenta un 9% el riesgo de tener hipertensión y de presentar niveles bajos de colesterol HDL (colesterol bueno). Los consumidores habituales de refrescos light, asimismo, tienen más riesgos de tener triglicéridos en sangre elevados y una mayor probabilidad de sufrir obesidad abdominal, según estas conclusiones.

Sin alarmismos, pero con moderación y alejados del consumo habitual

No hay que general alarmas ni olvidarnos para siempre de los refrescos azucarados. Eso sí, está claro que cuanto más natural sea lo que tomamos, mejor. Alejarnos de publicidad con las bondades que se asocian a estos refrescos, especialmente en aquellos casos en los que exista un perfil de riesgo cardiovascular alto. Evitar los zumos envasados como norma en merienda en los niños y priorizar la frescura que también proporciona la riqueza de las frutas de temporada como la sandía, etc. Como conclusión, lo ideal, no tenerlos dentro de nuestro “consumo habitual”, aunque los podamos pedir en algunas ocasiones.

Publicado en habitos saludables y etiquetado , , , , , , , .