alimentacion_equilibrada_sueño_reparador

Día Mundial del Sueño: La alimentación equilibrada también influye en nuestro descanso

Celebramos un año más el Día Mundial del Sueño. Una fecha que tiene como objetivo concienciar a la población acerca de la importancia de un buen descanso a diario, ya que aporta innumerables beneficios.

A su vez, si dormimos mal, este hecho puede acabar afectando a nuestra dieta y perjudicar la salud. Por eso es tan importante una correcta alimentación, ya que puede determinar la calidad de nuestro sueño nocturno. Así lo han puesto de manifiesto las más recientes investigaciones al respecto. Unos estudios que indican que una dieta equilibrada y hábitos saludables ayudan a mejorar nuestro descanso, que es de mejor calidad y mayor duración.

«Día Mundial del Sueño: La alimentación equilibrada también influye en nuestro descanso»

 

Se trata de seguir unas pautas como apostar por una dieta rica en proteínas y fibra y baja en grasas saturadas y en azúcares. Hay que tener en cuenta que no sólo influye la comida previa al descanso, la cena, sino la dieta diaria, pues lo comido a lo largo del día influye también nuestro sueño por la noche.

Por tanto, llevar una dieta sana de forma regular puede ser la clave para dormir bien cada noche. A ello hay que sumar otros factores que contribuyen como las bebidas alcohólicas, la cafeína, los platos con picante,

5 consejos de alimentación saludable para conseguir un sueño reparador

 

1. Evitar tomar alcohol y fumar durante las 4 horas previas al momento de acostarse.

 

2. Eliminar la ingesta de cafeína unas 6 horas antes de acostarse. Esta recomendación incluye café, refrescos de cola, chocolate o té.

 

3. No tomar comidas picantes, ni abundantes cantidades en la cena. Tampoco consumir y con mucho azúcar unas 4 horas antes de acostarse.

 

4. Llevar unos horarios regulares de comida dejando descansar al estómago un par de horas antes de acostarse.

 

5.  Apostar por alimentos ligeros pero saciantes. Así, es mejor no incluir grandes cantidades de hidratos de carbono como la pasta en la cena.

 

Otros consejos que se unen a una buena alimentación para tener un sueño reparador pueden ser:

 

Intentar que las siesta no dure más de 45 minutos, pues con 30 minutos es suficiente para obtener beneficios.

 

Realizar ejercicio con regularidad, pero nunca antes de ir a dormir.

 

Dormir en una cama confortable, para ello, lo aconsejable es renovar el colchón y la almohada periódicamente.

 

Utilizar una temperatura adecuada para dormir y mantener la habitación ventilada.

 

Eliminar al máximo el ruido y la luz de la habitación donde se duerme.

 

Utilizar la habitación sólo para el sueño, pero no emplear el espacio para trabajar, recrearse u otras actividades.

Publicado en Dieta equilibrada y etiquetado , , , .