vida saludable-entrenamiento personal

La importancia del entrenamiento para mantener una vida saludable

Por Alberto Bueno, Entrenador Personal en San Sebastián

Rutinas de entreno, volumen de trabajo, definición. Máquinas, pesas, elásticos, discos, barras. Batidos, quemadores de grasa, multivitamínicos. Series, repeticiones, tiempo de descanso. Entrenamiento funcional, croosfit, spinning. Hidrato de carbono, proteína, grasas, etc. Todo esto lo tenemos en nuestro día a día, pero ¿cuántas personas saben utilizarlo de forma correcta?

Mi nombre es Alberto Bueno, Entrenador Personal con una experiencia de 15 años, en este artículo quiero que veáis cuál es mi trabajo y la importancia de entrenar bien dentro de un gimnasio y mantener una vida saludable.

Recuerda que «Tú eres el arquitecto de tu cuerpo, tú eliges si quieres construir o por el contrario destruirlo».

Es muy habitual asistir a un gimnasio, donde, por norma general, se carece de monitor y nuestra primera toma de contacto nos puede resultar muy negativa, ya que desconocemos la utilización de toda la maquinaria que allí nos encontramos.

Además, es normal que, una vez que vemos los dibujos ilustrativos de la máquinas empecemos a hacer series y repeticiones con una carga alta o baja sin ningún objetivo real. Todo ello sin olvidar que es también muy normal «copiar» a otras personas e imitar sus ejercicios, sin valorar si son buenos para nosotros.

En muchas ocasiones, asimismo, suele pasar que nos metamos a una clase colectiva sin saber la coreografía, sin tener una base aerobico, etc.

Con todo ello, no quiero decir que las personas que están trabajando dentro de un gimnasio no asesoren a sus clientes, claro que no. Lo que pasa es que, casi siempre esa información se queda en agua de borrajas cuando nos subimos encima de una bici, o cargamos una barra, cuando se trata de mover una máquina y delante hay un espejo o en el momento que le damos al enter de un cardio y al lado hay una chica que nos gusta. En estos momentos es cuando corremos un alto riesgo de sufrir un accidente, de lesionarnos o de producir una acción más grave.

Por estas múltiples razones, cada día es más frecuente ver la figura de un Entrenador Personal, un profesional que está con nosotros desde el momento que entramos al gimnasio hasta que salimos de él.

Suele haber previamente una reunión donde ambos se han conocido, una valoración física y un planteamiento de objetivos …

La hora o hora y media que dura el entrenamiento, cliente – profesor, van realizando ejercicios con control, trabajos cardiovasculares a una intensidad y con un ritmo concreto, pausas de descanso, movimientos específicos, conversaciones relacionadas con buenos hábitos de vida, ratos de motivación y esfuerzo… Todo esto hace que la sesión sea «armónica, eficaz y práctica».

En todo este tiempo por mis manos han pasado, gente para rehabilitarse de una lesión u operación, gente con sobrepeso, gente que quería ganar tono muscular, gente sedentaria que quería iniciarse y adquirir una vida saludable, clientes con diferentes patologías, deportistas amateur y profesionales, personas con enfermedades, gente que quería preparar una carrera o prueba específica…

Mi opinión es que «tener a un Entrenador Personal, es una forma de conseguir más rápido y de manera más eficaz y saludable tus objetivos personales. La constancia, la disciplina, el orden, la motivación… Son virtudes que no todos tenemos… Y ese día a día en nuestro entrenamiento nos lo llena esta persona externa que consigue nuestro máximo en cada sesión»

Publicado en Sin categoría y etiquetado , .