nutrigenomica

La nutrigenómica: nutrición personalizada, la clave para dietas correctas

La nutrigenómica, un concepto que puede aportar grandes avances hacia una nutrición personalizada y las claves para dietas más idóneas en cada caso.

En este sentido, ‘El ladrón de cerebros. Comer cerezas con los ojos cerrados’ (Debate) es un libro muy recomendable. Un manual muy esclarecedor en el que se trata cuál va a ser el futuro de las dietas, haciendo especial hincapié en un término que tendrá mucho peso, la nutrigenómica. Un término que cambiará mucho la forma en que nos alimentamos en la actualidad, tal como se describe en estas páginas.

Desde el punto de vista científico, se explica cómo la genética también está presente en nuestros gustos y preferencias por unos u otros sabores.

Tal como destacan desde el Instituto Nutrogenómica, al igual que no todas las personas tienen el mismo riesgo de padecer ciertas enfermedades, “tampoco reaccionamos igual a una alimentación, ya que esta respuesta viene modulada por la genética individual”. Por tanto, “la alimentación puede supeditar la reacción de las mutaciones existentes en nuestro genoma, el conocimiento del genoma nutricional es básico para entendernos a nosotros mismos y diseñar una dieta personalizada con efectos positivos sobre nuestra salud o rendimiento deportivo”.

«La nutrigenómica, un concepto que puede aportar grandes avances hacia una nutrición personalizada»

Por tanto, estamos ante un concepto general, el de la nutrigenómica, que quiere decir que cada uno de nosotros metabolizamos los alimentos de forma diferente. Por ello, cuando seamos capaces de saber la información genética y epigenética que nos diferencia, seremos capaces de realizar recomendaciones nutricionales mucho más individualizadas que las que se llevan a cabo en la actualidad.

Se trata de una idea que hace referencia específica a cómo las diferencias genéticas individuales afectan a la ingesta y metabolismo de los alimentos: Es más, el concepto más amplio de “nutrigenómica” es multidisciplinar, y en él se analiza cómo los alimentos afectan a la expresión de los genes, asimismo, se tiene en cuenta aspectos concretos de la absorción y el metabolismo celular o ‘metabolomics, así como otras variables no estrictamente genéticas.

Estamos entonces ante un campo completo como es la nutrición donde las nuevas pautas no significa que nuestro ADN vaya a transformar la forma en que nos alimentamos, pero sí puede ser muy útil para mejorar en casos específicos con dietas personalizadas en función del perfil genético.

En este sentido, hay ya investigaciones que se centran en analizar los genes asociados a enfermedad cardiovascular, diabetes y obesidad, ya que son porque son los más relevantes desde el ámbito médico, pero también se podrá emplear para conocer qué alimentos deberíamos eliminar de la dieta si se pretende bajar de peso. Se trata de analizar el ADN para saber cómo metabolizamos los alimentos , y , a partir de ahí, seguir unas pautas personalizadas y unas indicaciones para mejorar mis hábitos alimenticios.

Publicado en Nutricion y etiquetado , , , , , .