Trastornos alimentarios

El tratamiento de los Trastornos Alimentarios exige un esfuerzo sostenido, tanto por la duración de los cuadros como por las diferentes características de cada persona.

Nuevas tendencias sociales, como la cultura de la delgadez o la pérdida de los hábitos de alimentación, han fomentado la aparición de nuevas patologías relacionadas con la propia imagen. Entre las más conocidas, la anorexia y la bulimia.

La anorexia y bulimia son trastornos del comportamiento alimentario de una especial gravedad y trascendencia personal para las personas que lo padecen.

Necesitan una atención urgente

El sufrimiento personal, la ocultación y negación de sus comportamientos, así como la exigencia desmesurada respecto a sí mismos, es proporcional a la imperativa necesidad de atención especializada para la superación de estos trastornos.

El tratamiento adecuado requiere la colaboración de un médico nutricionista y un psicoterapeuta.